La historia de la Cruz del Carmen

capilla de la cruz del carmen zaraza

La capilla fue inaugurada el 3 de mayo de 1979, durante la celebración del día de la Cruz. Su construcción fue iniciativa de Beatriz Fajardo Viettri de Centeno y de la colaboración de varios vecinos del barrio La Loma, entre ellos Josefa González de Meza y Don Carlos Meza, quienes donaron el terreno donde hoy se encuentra construida la capilla.

Pero la historia de esta cruz data de muchos años atrás.

En 1957, cuenta Francisco Gustavo Chacín en su obra Razones de Provincia, existía «un solar desnudo y lleno de malezas», conocido como la plaza El Carmen, donde hoy se encuentra la cancha techada y la Casa de Cultura, que también incluía una «especie de capilla de La Cruz», recién construida para el momento.

Las investigaciones de Henry Agobian Viettri, publicadas en su blog de historia, dan cuenta que la cruz de madera a la que hace referencia Chacín fue colocada en ese lugar entre finales de los años 40 y comienzo de los 50.

«En otrora, en el centro de la plaza El Carmen se hallaba a la intemperie sujeta con una pequeña base de cemento la misma cruz de madera que en la actualidad se encuentra en la Calle Troconis, en una pequeña capilla».

Henry Agobian La plaza El Carmen de Zaraza y la historia de su Cancha Deportiva

Para 1979, cuando se decidió construir una nueva capilla, se conformó una comitiva de damas conformada por Pura Silva, Josefina Riccardi de Castro (Doña Pepina), Lila de Itriago, Consuelo Viettri de Agobian, Giovannina de Martínez, Rosa de Nogales, María Teresa Reggio de Reggio y Julia de Belisario.

Con el fin de recaudar fondos para el levantamiento de la estructura, la señora Pura Silva compuso dos canciones que fueron interpretadas y grabadas en un disco por la niñas de Mundo Infantil (actualmente Coral Zaraza). Las canciones fueron Canto a la Cruz y Un canto a Zaraza.

Desde su inauguración en 1979, todos los 3 de mayo se comenzó a celebrar el día de la cruz en esta capilla, con una misa y actividades tradicionales. El lugar era decorado con bambalinas de colores y ramas de palma.

Por muchos años el padre Francisco Hurtado celebró la misa y, posteriormente, el padre Guido Kaisin, de la parroquia San Gabriel. La eucaristía era acompañada por las canciones en honor a la cruz interpretadas por la Coral Zaraza.

En la calle Troconis, frente a la capilla, se organizaban juegos tradicionales para los niños que incluían carreras de saco y competencias de trompo.

La celebración terminaba con un compartir que incluía la degustación de carato preparado por los vecinos.

En la actualidad se mantienen estas tradiciones. Ver video de celebración del día de la Cruz de Mayo en 2018.

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.