La biblioteca Elsa Sánchez Risso

Biblioteca “Elsa Sánchez Risso”, en la esquina de la calle Troconis con El Carmen, 2007.

La biblioteca pública “Elsa Sánchez Risso” fue fundada en 1975, aunque no bajo ese nombre, sino con el epónimo del General Pedro Zaraza.

La primera sede de la biblioteca estaba ubicada en el segundo piso de la Casa de la Cultura Ernesto Luis Rodríguez, construida en 1973. Pero en 1978 fue mudada a la sede actual, ubicada justo al lado de la Casa de la Cultura, entre la calle El Carmen y Troconis.

Antes de la construcción de lo que hoy día comprende la Casa de la Cultura y la cancha techada, existía en este terreno una «un solar desnudo y lleno de malezas», según narró Gustavo Chacín en su libro Razones de Provincia (1957).

Precisamente en el lugar donde se encuentra la biblioteca había, para principios de los años 60, un pequeño parque infantil, de acuerdo a las investigaciones de Henry Agobian Viettri, publicadas en su blog de historia.

Entre los bibliotecarios se recuerda a Flor Benitez, Nidia Perales, Tibisay Balza y, más recientemente, Oscar Correa.

En 1993, durante el mandato del gobernador Antonio Malavé Risso, la biblioteca pasó a llamarse «Elsa Sánchez Risso», en homenaje a la distinguida trayectoria de esta docente y escritora zaraceña.

En el año 2001 se fundó el primer Infocentro de Zaraza, ubicado en la sede de la biblioteca. Los infocentros fueron una iniciativa del gobierno nacional para brindar acceso a las tecnologías de la información de manera gratuita.

Para el año 2009 la sede poseía una colección de 3195 libros y 4938 volúmenes y brindaba servicio a más 2000 usuarios mensualmente, de acuerdo con un blog que recauda información de las bibliotecas públicas del estado Guárico.

En 2016, su director Oscar Correa recibió un donativo de 87 libros por parte de la Fundación Cultores Unidos por Zaraza y Fundación Venezolana Educación y Cultura.

Fuentes:

La historia de la Cruz del Carmen

La capilla fue inaugurada el 3 de mayo de 1979, en medio de la celebración del día de la Cruz. Su construcción fue el resultado de la iniciativa de Beatriz Fajardo Viettri de Centeno y de la colaboración de varios vecinos del barrio La Loma, entre ellos Josefa González de Meza y Don Carlos Meza, quienes donaron el terreno donde hoy se encuentra construida la capilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *